¿Qué miran en la ITV?

cabecera_itv

¿Qué miran en la ITV?

Los puntos concretos de revisión de cada inspección los decide el personal del taller en el momento, y pueden variar para cada vehículo. No obstante, aquí hay una lista de las principales cosas que miran en la ITV:

  • Bajo el capó: Número de bastidor, anclajes del motor y estado de la batería y el aceite.
  • Carrocería: Que no haya trozos cortantes o sueltos, sujección de las matrículas y los parachoques.
  • Interior: Asientos y demás piezas bien ancladas y sin bordes ni aristas salientes.
  • Alumbrado: Intermitentes, luces de posición, cruce, largas, freno, marcha atrás, e incluso iluminadores de la matrícula.
  • Bocina/Claxon.
  • Cinturones de seguridad.
  • Limpiaparabrisas: Tanto las escobillas como el líquido.
  • Puertas y ventanillas.
  • Salpicadero: Velocímetro, testigos de alarma y bloqueo del volante.
  • Lunas.
  • Espejos retrovisores.
  • Neumáticos: medida de los neumáticos, dibujo de la rueda y desgaste.
  • Frenos y Suspensión
  • En el pozo: fugas de aceite y gasolina, depósito, silent-blocks, tubo de escape, etc.
  • Análisis de gases

Para el análisis de gases es altamente recomendable calentar el coche antes. Si la ITV está muy cerca de tu origen, puedes dar una vuelta o un rodeo para llegar.

¿Qué resultados puedo obtener en la ITV?

Al terminar la inspección por parte de los técnicos, deberás esperar unos instantes mientras se redacta el Informe de ITV. Existen 4 clases de resultados, dos de ellos positivos y otros dos negativos:

  • ITV Favorable: Todo está correcto.
  • ITV Favorable con defectos leves: Existen algunas pequeñas irregularidades que deben ser arregladas, pero por las que no se requiere repetir la ITV hasta el cumplimiento del siguiente periodo.
  • ITV Desfavorable: Los defectos encontrados son demasiado grandes y el conductor deberá solucionarlos en un plazo menor a dos meses, tras lo cual deberá realizar otro intento (normalmente sin volver a pagar las tasas). El vehículo sólo podrá circular entre el punto de origen y el taller; de lo contrario el conductor se podría exponer a una sanción de 200€.
  • ITV Negativa: Los defectos encontrados son tan graves que ponen en peligro al conductor, así como a otros usuarios de la vía pública. Se prohíbe la circulación del vehículo, que quedará retenido en la propia estación. Si conductor es descubierto por la policía en un vehículo con una ITV Negativa podrá ser multado con 500€.
Muchos talleres privados ofrecen una inspección pre-ITV, en la que revisan los mismos puntos que en las Estaciones oficiales, preparando el vehículo para evitar una ITV desfavorable.
anuncio formulario